Cambios conductuales en la adultez y senectud

Las experiencias vividas facilitan el que ese potencial biológico interactúe con el medio (la familia, la escuela, la religión, la sociedad) y genere en cada individuo significados y afectos, de simples a complejos, en todas las dimensiones de la sexualidad (biopsicosociales).c) Estos significados y afectos van construyendo los elementos de la sexualidad: el género, los vínculos, el erotismo y la reproductividad.La tendencia natural del embrión es la diferenciación femenina.Debe hacerse notar que antes de las ocho semanas de gestación, en que se inicia este proceso de diferenciación, los embriones genéticamente masculinos y femeninos son indistinguibles.En el caso de la mujer no existe influencia androgénica (provocada por la testosterona) de igual importancia y la producción hormonal será cíclica.Para el varón la hormona antimülleriana inhibe el desarrollo de los conductos de Müller, y la testosterona favorece el desarrollo de los conductos de Wolf que darán origen al epidídimo, el conducto deferente, la vesícula seminal y el conducto de la eyaculación.En algunas personas y para ciertos eventos críticos de la vida la influencia de la herencia será mayor, mientras que en otros los factores ambientales, su forma de aparición y desenvolvimiento, serán determinantes para la construcción de la sexualidad.Por ello, la siguiente propuesta de desarrollo sexual, basada en diversos autores, debe ser considerada como tal y no como una afirmación inflexible e invariable de eventos.

En los humanos, los óvulos y los espermatozoides, a diferencia de las otras células del cuerpo, contienen 22 cromosomas cada uno y un cromosoma sexual, que puede ser X o Y en el caso del espermatozoide y sólo X en el del gameto femenino (el óvulo).

En el caso de los varones un gen, ubicado en el cromosoma Y, hará que la gónada se diferencie como masculina y se convierta en testículo.

En la mujer, la ausencia del cromosoma Y permitirá que la gónada se diferencie naturalmente como femenina y se desarrolle el ovario.

En el varón el testículo del feto sintetiza y libera dos hormonas, la antimülleriana y la testosterona.

Esta última influye sobre algunas características en el sistema nervioso central que intervendrán en la secreción hormonal, no cíclica para el varón.

Search for cambios conductuales en la adultez y senectud:

cambios conductuales en la adultez y senectud-36cambios conductuales en la adultez y senectud-8

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

One thought on “cambios conductuales en la adultez y senectud”

  1. Don’t you sound like someone who asks, HP: No, I’m busy with my work as an Auror. Kate teaches a young adult literature course in the College of Education and a school librarian course on print and digital collection management in the School of Library and Information Science.